Páginas

22 junio, 2015

Un reloj en mi jardín

    Hace unos meses, me encontré una cuna en la basura y sin pensármelo dos veces la saqué como pude y me la llevé a casa...

    Mi cabeza empezó a pensar qué podía hacer con ella y enseguida me decidí por convertir a en un bonito banco para mi mini porche que tengo antes de salir al jardín

    El banco quedó ideal, pero le faltaba algo encima en la pared, estaba sosa a más no poder....

    Entonces de repente se me vino a la mente esos relojes decorativos taaaaan bonitos hechos con palets que había visto mil veces en internet. Quedaría perfecto justo encima del banco, pensé....  Me puse a ello y esto fue lo que salió:

                                      




    Cómo lo hice? Pues podía haberlo hecho con listones de madera de palets, uniéndolos entre sí, dibujando una circunferencia del tamaño deseado y cortando, pero lo hice más fácil aún.....

    Tenía una mesa en el jardín en mi rincón chill out, que me había encontrado el verano pasado también en la basura. Estaba en muy mal estado, pero la arreglé y quedó muy bonita para mi rincón:





    Podéis ver el proceso que seguí para reciclarla aquí: Mesa reciclada

    La mesa me gustaba mucho pero cuando por fin conseguí una bobina de cable para mi rincón chill out, quité la mesa porque la bobina me gusta muuuuuucho más!!!


    Qué hice con la mesa??

    No tengo fotos del proceso porque fue todo muy rápido y jamás pensé que me gustaría tanto el resultado, pero intentaré explicarlo lo mejor que pueda para que podáis entenderlo. Es súper fácil:

    Lo primero que hice fue desatornillar dos listones de madera que llevaba la mesa en la parte inferior, que eran los que unían todas las tablitas entre sí:


    Una vez sueltas todas las tablitas, las junté sin dejar separación entre ellas y volví a atornillar los dos listones para volver a unir las tablitas entre sí.

    Como la base de la madera era de color verde que ya había pintado cuando arreglé la mesa, lo único que hice fue dar una mano de pintura de color blanco mate por encima. Sólo una, para que se entreviera un poquito el fondo verde.

    Al secarse, lijé haciendo hincapié en los bordes de las tablitas, para hacer un efecto envejecido y desgastado que me encanta hacer a todos mis muebles.

    Y por último, sólo quedaba ponerle los números de las horas. Hay varias opciones para ello. Puedes comprar los números ya hechos en ferreterías o grandes superficies de bricolaje o si lo quieres súper LowCost, puedes hacer como yo: imprimir los números directamente desde internet eligiendo el tamaño que más nos guste. Éstos  son los números que utilicé:
https://es.pinterest.com/pin/407083253795724694/

    Los vamos recortando uno a uno justo por el borde y pegamos con mucho cuidado para que queden rectos. Para pegarlos utilicé cola blanca de la que tengo para las manualidades. Cuando se secó, apliqué un par de manos de barniz por encima con un rodillo pequeño para que no se me rompiera el papel. El barniz al secar crea una capa dura que protege al papel para que no se rompa

    Pues ya sólo nos queda poner un par de cáncamos por la parte trasera y colgar nuestro reloj que con estos pasos tan fáciles nos ha quedado así de bonito:












        Os gusta mi reloj decorativo??? A mi siiiiiiiiiiiiiiii!!!!






www.tukiapplehome.blogspot.com
by Mayte Alfaro