Páginas

21 junio, 2015

DIY: Cómo cambiar el aspecto de tus muebles


    Tenéis en casa algún mueble del que queráis deshaceros porque no os gusta?


    Eso pensaba yo de una cajonera que tenía en casa y que no me gustaba nada de nada. Estaba en el piso cuando lo compré y no la tiré porque estaba casi nueva, pero no tenía nada que ver con el estilo de mi casa ni con el resto de los muebles que tengo.

    Es la típica cómoda para la habitación de los niños. Estructura de madera con cajones y puertas de PVC de color rojo... (odio el color rojo). Intenté ponerla en un lugar dónde no la viera mucho, hasta que por fín le llegó el turno para un cambio de imágen:

                                            







                                 

    Y aquí tenéis el aspecto inicial del mueble:

                                 

    Parece un mueble totalmente diferente.... Pero ahora, encaja perfectamente con el resto de la decoración de mi casa.

    Lo primero que hice fue desmontar la puerta y los cajones y fabricar unos frentes nuevos, que son son los que le van a dar el aspecto diferente:

    

                                   

    Desmontamos el frente del cajón y lo colocamos sobre un tablero MDF de grosor fino:

                                             

    Repasamos el contorno con un lápiz:

                                                  

    Y lo cortamos con un cúter, lijando muy bien los bordes para que queden lisos y rectos:

                                   

    Colocamos encima un listón de madera del ancho que más nos guste y marcamos uno de los lados                                                         


    Cortamos con la sierra de mano:
                                              
                                           
      

    Una vez cortado lijamos para quitar todas las astillas y quede bien liso 

     
                                       

                                       

    Hacemos lo mismo con los cuatro lados y pegamos los listones al nuevo frente de cajón con masilla de carpintero:

  

  

  
     

    Para el frente de la puerta seguimos el mismo procedimiento. No voy a poner las fotos de la puerta por no repetir demasiado, pero lo tenemos que hacer igual que con los cajones.

    Los nuevos frentes los pegamos sobre los antiguos, con la masilla de carpintero:





    Una vez tengamos todos los frentes hechos, damos una capa de imprimación universal a todo:

     



                                                

    Una vez seca la imprimación, damos una capa de pintura blanca y dejamos secar. 

    Para el interior de los cajones y la puerta, primero probé a pintarlos de blanco, pero al ser PVC no se quedó nada bien, así que opté por hacer un DECOUPAGE.

    Consiste en hacer una mezcla de agua y cola a partes iguales y aplicar la mezcla con un pincel o rodillo sobre la superficie que queramos decorar. Encima iremos pegando papel decorado.

    Yo utilicé unas servilletas de IKEA, que tienen unos dibujos que me encantan. 

    Las servilletas suelen tener 3 capas. Es muy importante retirar todas las capas y dejar sólamente la primera, que es la que lleva el dibujo.

    Hay que hacerlo con mucho cuidado para que no se nos rompa el papel:


   






   Una vez se haya secado el papel, tenemos que darle varias capaz de barniz mate para crear una capa dura y consistente y no se nos rompa el papel.
    

    


    



   

   Finalmente, colocamos unos pomos o tiradores para poder abrir los cajones y la puerta con mayor facilidad:

   


    Y éste es el resultado.... Una cajonera nueva!!!

                                               


                                   


                                                


    Que os parece??
    
    Os gusta el resultado??

                         
     



www.tukiapplehome.blogspot.com

by Mayte Alfaro