Páginas

18 enero, 2016

Antes y Después de mi cocina

    Tenía muchísimas ganas de escribir este post ya que mis últimas entradas han sido tutoriales de cositas que he ido haciendo durante la reforma de mi cocina, pero todavía no había publicado un post general del antes y el después y del resultado final de la misma.
 
    Hoy os voy a enseñar cómo era mi cocina la primera vez que vine a ver el piso antes de comprarlo y cómo, con muy poquito dinero y algo de tiempo, podemos dar un cambio radical y renovarla totalmente:
 
ANTES:
 

     
    En mi caso, no he cambiado los armarios de la cocina, sigo con los mismos. Mi intención es hacerles algún apaño de los míos que os enseñaré encantada en cuanto llegue el momento ;p
 
    La reforma consistió principalmente en cambiar el suelo por uno laminado. En las paredes, coloqué un friso de madera y papel imitando ladrillo blanco que me encanta!!!
 
   
 COLOCACIÓN DE SUELO LAMINADO:
 
Instalar un suelo laminado, es algo que parece muy difícil, pero es más sencillo de lo que creemos, aunque eso sí, es entretenido.....
 
Lo primero que hice fue quitar el rodapié y colocar una base aislante sobre toda la superficie del suelo:
 
 
Rebajé los marcos de las puertas cortándolos con una sierra de mano y empecé a colocar las lamas a lo largo de la cocina:
 
 
 
 
 
COLOCACIÓN DE PAPEL PINTADO EN LAS PAREDES:
 
Dividí la pared en dos mitades y en la mitad superior, coloqué papel pintado.
 
  Hay muchas clases de papel pintado. El que yo elegí es "Tejido no tejido" y tiene la propiedad de que es altamente lavable, por lo que puede colocarse en baños y cocinas sin problema
 
Primero, corté la primera tira de papel, encolé la pared con cola especial para papel tejido no tejido y puse el papel sobre la pared encolada:
 
 
 
Me atreví a poner papel en el frente de la cocina y de momento me está dando muy buen resultado.
 
 No me gustaba nada la cenefa que tenía mi cocina y de esta manera pude ocultarla:

Como podéis ver, cambié la encimera que había por una de madera y puse un fregadero más grande.


 
 
COLOCACIÓN DEL FRISO DE MADERA:
 
Antes de colocar el friso, tuve que quitar el radiador.
 
Tengo que decir que el friso que coloqué es un pack de fácil instalación de Leroy Merlín: Pack EASYLAMBRIS que contiene dos quías, superior e inferior.
Hay que colocar la guía inferior atornillada a la pared y después la superior e iremos deslizando las lamas de friso entre las dos guías:
 
 
Al llegar a la zona de la ventana, tuve que cortar las lamas a la medida de la ventana:
 
 

  Cuando lleguemos a un enchufe, sólo hay que marcar el contorno del enchufe, cortar con la sierra de calar y volver a instalar el enchufe sobre la lama del friso:
 
 

 


 Una vez instalado el suelo, el papel y el friso, empezamos a darle vida a la cocina incorporando elementos decorativos como:
 
UNA BARRA DE DESAYUNO para ese rincón tan bonito del ventanal:
 
 
 
LÁMPARAS DE ESTILO INDUSTRIAL a partir de un tablón de madera encontrado en la calle y 3 pequeñas lámparas de bajo coste:
 
 
 
No me terminaba de convencer el color y decidí pintar con spray de color negro junto con un taburete que tenía por casa y tampoco me gustaba el color:
 
 
y por último, tenía tantísimas ganas de pintar una pared con pintura de pizarra que me decidí por una pequeñita de la cocina y me encantó el resultado!!!!
 

 
 
 
 


Qué os ha parecido el cambio que ha dado mi cocina?
 
Como podéis ver, no hace falta gastar mucho dinero ni meterse en obras para hacer grandes cambios en cualquier estancia de nuestra casa y lo mejor de todo, es que podemos hacerlo nosotros mismos.
 
Quién se anima a darle un cambio a su cocina????
 
Si queréis ver, más reformas low cost y otros proyectos hechos por mí, os invito a que me sigaís en mi página de Facebook:
 
 
 
 
Besotes!!!!!