Páginas

19 septiembre, 2016

Espejo para el baño hecho con palets


    Hace unos meses, por fin pude reformar el baño de invitados de casa.

    Ha sido un cambio radical el que he conseguido y lo mejor de todo es que ha sido sin obras y con poco dinero.

    La reforma ha consistido al igual que hice en mi otro baño, en pintar azulejos y papel pintado en las paredes, pero además de eso, he creado mis propios muebles reciclando una cómoda vieja que tenía en casa y unas cajas de madera que junto con la cómoda vieja, si no conseguía hacer nada provechoso con ellas, su próximo destino sería la basura... menos mal que no tiré nada porque ahora me siento orgullosa de lo que hice y que en próximos posts iré publicando.

   En éste os voy a explicar cómo hice un espejo rústico con forma de ventana, reciclando las tablas de un palet.

   Aquí tenéis el antes y el después:







    Si os gusta el resultado y queréis saber cómo lo hice, seguid leyendo...

    En primer lugar lo que hice fue desmontar las tablas del palet, para lo que utilicé una pata de cabra y un martillo:



    Consiste en introducir la pata de cabra entre las tablas y los tacos, golpeándolas con el martillo e ir haciendo palanca para así poco a poco ir separando las tablas hasta sacarlas por completo.

     Los clavos que quedan en las maderas podemos quitarlos o cortarlos. Yo opté por cortarlos con mi miniherramienta Dexter, la cual  lleva un accesorio para cortar metal.

    Luego al lijar la madera, me encanta que se vean los tornillos originales:
   


Así quedan los tornillos una vez cortados:



Una vez preparadas las maderas y cortados los tornillos, toca lijar para limpiar y eliminar astillas:


Con la sierra de calar, cortamos los listones a la medida del contorno del espejo:


Siguiente paso: 

 Toca pintar!!!! Como base, doy una mano de chalk paint en color cacao (Chalky Finish de Xylazel de venta en Leroy Merlín)



Y una segunda mano en color azul pastel de la misma marca (Chalky Finish de Xylazel):


y lijamos:


Ahora toca pegar las maderas alrededor del espejo con masilla de carpintero. En concreto utilicé la masilla de la marca Axton que es una maravilla!!!


Una vez pegadas las 4 tablas y seca la masilla, podemos reforzar el marco por la parte de atrás uniendo las tablas entre sí con uniones de metal, para madera:


Ya tenemos el marco hecho!!


Tenemos que hacer que parezca una ventana antigua. Para ello utilizamos listones de madera para hacer los cuarterones interiores. Cortamos los listones a la medida deseada y pegamos al espejo con la masilla de carpintero:

Primero cortamos y pegamos un listón longitudinal:




Y después los transversales:






Y pintamos de la misma manera que hicimos con el marco. Ahora sólo nos queda colgar el espejo y empezar a disfrutarlo!!!

No os parece de lo más bonito???








Espero que os haya gustado y sigáis viendo los siguientes post en los que iré explicando poco a poco, la reforma low cost de mi baño de invitados!!!

Si queréis un adelanto, podéis verlo en mi página de Facebook: Tuki&Apple Home